miércoles, 14 de octubre de 2015

feminismos (I) las sinsombrero

¡Tenéis que verlo!

Hoy he visto un documental que me ha fascinado. Se llama Las sinsombrero, y estoy deseando que llegue el fin de semana para ponerme a profundizar sobre la vida de ocho mujeres extraordinarias de las que apenas conocía -y no de todas- el nombre.

El documental se refiere a la representación femenina de la generación del 27, que la hubo (y vaya si la hubo), un conjunto de mujeres que -al contrario de lo que ocurrió con los hombres de este grupo intelectual- cayó en el olvido. 

Y este olvido, ahora que lo medio conozco, me parece tristísimo no tanto porque un momento histórico determinado las relegara a un segundo, tercer o lejanísimo plano (al grito cobarde y paleto de "las mujeres mejor en casa cuidando hijos"), que también, sino porque fueron despreciadas por sus propios compañeros de generación. Compañeros y amigos. 

Este documento maravilloso nos revela la vida y la obra de ocho mujeres increíbles: Maruja Mallo, Concha Méndez, María Teresa León, María Zambrano, Rosa Chacel, Marga Gil Roësset, Ernestina de Champourcin y Josefina de la Torre. 

Todas ellas mantuvieron fuertes vínculos ideológicos, intelectuales y personales con el resto de miembros de la generación del 27, incluso vivieron destinos similares durante la guerra civil (posicionamiento político, exilio). Todas fueron grandes en su trabajo. Escritoras maravillosas, filósofas, pintoras, escultoras, artistas polivalentes a la altura de Alberti (nombro a Alberti por conocido, no porque mi opinión sobre él sea extraordinaria, que no), de Buñuel o del mismísimo Lorca. Aún así, estoy segura de que la mayoría de nosotros desconocemos su aportación al grupo y a la historia de la literatura, de la cultura o del arte en nuestro país.

Una pena.

Y lo que os contaba: sus propios compañeros de tertulia, de publicaciones, de trabajo o de proyectos les hicieron el vacío. En la primera edición de la Antología de los poetas del 27, Gerardo Diego no incluyó el trabajo de ninguna de ellas. En la segunda edición, publicada en 1932, incluyó poemas de dos de ellas. En la tercera se vio obligado a introducir poemas de una tercera, y ya. Hasta aquí llega el reconocimiento. 

(Estaba pensando que, salvando las distancias, esto es como si el grupo de Bloombsbury hubiera despreciado las aportaciones de Virginia y Vanessa y que tanto ellas como sus obras hubieran caído en el olvido con la delicadeza con la que caen las hojas de los árboles en días otoñales como éste mismo).

A alguna de ellas, ya al final de su vida, sí le dieron algún premio. Creo que a Zambrano el príncipedeasturias. Maruja Mallo parece que tuvo bastante reconocimiento internacional, pero aquí nastideplasti. Rosa Chacel también es algo conocida pero así como para asentir si te preguntan. Te suena, claro, Rosa Chacel, pero es un sonido lejano, así como que no entraba en el examen.

De todas ellas quiero aprender más, pero de momento -supongo que por su final truculento y absurdo (va a ser verdad lo del morbo por lo tragiquísimo)- me he enfrascado en Marga Gil Roësset. Una mujer prodigio que vivió apenas 25 años y que desperdició su talento y su vida por un amor no correspondido. Marga, escultora y dibujante genial, se dejó ir porque Juan Ramón Jiménez estaba casado (parece ser). En cualquier caso, aunque no niego que mi interés por ella ha surgido por el drama, todo lo que he leído hoy sobre su vida tan corta y sobre lo que hizo me ha proporcionado una excusa estupenda para asaltar un par de librerías especializadas, a la busca de todo lo que pueda encontrar sobre ella.

Y creo que me va a pasar lo mismo con todas. Conocerlas, conocer y dar a conocer lo que aportaron a la historia de la cultura y del pensamiento será mi forma de reivindicar a estas mujeres. 

El documental Las sinsombrero es parte de un trabajo reivindicativo muy amplio que también va a desarrollarse en otras plataformas (exposiciones, libros...). Si estáis interesados en verlo o en conocer el proyecto os sugiero que lo hagáis en www.lassinsombrero.com. 

También podéis encontrar el documental en la página de tve. Creo que se ha emitido en un programa que se llama Imprescindibles.

De verdad, de verdad, de verdad os lo recomiendo muchísimo. Ojalá os guste tanto como a mí.

No hay comentarios: