domingo, 9 de marzo de 2014

las semanas y mis cosas (V)

Ésta ha sido una semana de cosas bonitas y buen humor, de ver una ramita de pino en el suelo y meterla en un libro porque sshhhh en realidad es una palmera de una isla mágica. 

Ha sido la semana de -por fin- pasear con calma (y también sin ella) por mi nuevo futuro salón. 

También he cometido el sacrilegio de cambiar la comida prepleno por meterme en casa y ponerme el pijama hasta las seis.

O he acompañado a M en sus expediciones al yacimiento de los huesos de dinosaurio. Ahora quiere que le presente a un paleontólogo -a ver de dónde saco uno- para confirmar con él que la pelvis es de anquilosaurio.

O he preparado tortitas para desayunar.

O he ido con mis pins a una exposición de dibujos de Degàs.

Me he reunido, he leído, he hecho comiditas, he dejado de lado las botas de montaña (hubo quien no me reconoció con medias y faldita pichi), he seguido inventando excusas para lo del gimnasio, he caminado tanto que ay, ha salido un sol que anuncia todo bueno.

Esta semana pasó lo de el tornado y la ventana y me reí mucho el viernes recordándolo y un doble del mismísimo enrique bunbury ha actualizado mi carné de conducir. Qué más puedo pedir.

Lo mismo que la que viene nos regale más momentos buenos y de mucho reír o el clásico que el lunes no sea tan laaaaaargoooooooo.


No hay comentarios: