viernes, 16 de diciembre de 2016

un montón de cosas nuevas

Después de una semana de infarto en Madrid y de un día largo de viaje nos acostamos en Pearland, nuestro destino final para acabar este año. El comienzo del viaje se ha empañadísimo por la muerte más o menos inesperada de la bisa, mi abuelilla. Muy raruno todo estando tan lejos. 

Personalmente me ha costado mucho recuperarme del viaje y los primeros días estuve un pocomucho zombie y tristilla, pero cada día la cosa va mejorando y hoy puedo decir que estoy a pleno rendimiento para lo que queda por venir.