miércoles, 16 de noviembre de 2016

things to think about

He visto que este fin de semana se inaugura en Madrid una exposición sobre el Lanzarote de Saramago y ahora tengo dos necesidades que cubrir: visitar la expo y volver a Lanzarote.

Lo de la expo es facilito, el sábado me la pido. Teníamos ya el plan de pasar el día en la capi, así que solo hay que incluir la plaza de Santa Ana en el recorrido. En cuanto a lo de Lanzarote, puede que me lo regale en febrero o en marzo, que ahora tengo por delante la superexcursión americana y eso es un plan que no permite -físicamente- alternativas canarionas.

Ando con la ilusión infinita de Nueva Orleans, con ganas de Dallas y con la certeza de San Antonio y El Álamo. Cosas y experiencias que iré contando, of course, pero mientras llegan y no llegan me quedo con estos paseínes de otoño en Madrid, con Saramago y con la posibilidad futura de un fin de semana en Lanzarote.

Este amanecer pensaba que el cielo en Madrid es único. Los atardeceres de otoño espectaculares. Los colores. Las ganas de pasear.

A pesar de tooooodos los pesares (que los hay) Madrid es una ciudad maravillosa y el otoño la estación más bonita (y agradable... el verano es el horror) para pasearla.



No hay comentarios: