lunes, 2 de noviembre de 2015

madre mía, los sueños

Una entradita rápida para contar que esta noche he estado hablando con el mismísimo y estupendo Harrison Ford. 

Después de bajar de un escenario en el que por cosas de los sueños estaba subida con algunos compañeros de trabajo (y no, nada de karaokes), nos hemos sentado en una terraza agradable, de esas con emparrado y verde. En mis sueños las terrazas deben ser de la Toscana. Lo del escenario y la terraza lo recuerdo que se me olvida, por eso no puedo afinar más.

Y ahí estábamos cuando llega S, una mujer con la que puede hacer 5 años que no hablo, y llega muy ajetreada en plan dejadnos sitio que somos dos. Tú muévete para allá, tú trae otra silla... S es así de dispuesta en la vida real y a mí este modo sargentillo me tensa un poco, en los sueños también. Y como cuando me tenso soy antipática, pues no hago el favor de moverme -a ver qué te has creído, mona- y queda un hueco a mi lado y aparece una silla y ¿con quién viene S? Justo, con Indiana Jones. ¿Y al lado de quién diríais que se sienta? Bingo.

De todo esto me acuerdo porque la lluvia me ha despertado en plena conversación con él y me he esforzado millones en repetirme "Lucía, tienes que acordarte de esto, que no se te olvide después. Demonios, no puedes olvidar que estás con Harrison Ford". Todo este esfuerzo a pesar de no haber estado nada brillante en las presentaciones "¡Harrison Ford! ¿Tú eras... cómo se llama, Luke Skywalker?" Por dios, Lucía, por dios, debes aprender a dominar esos nervios, que viajas directa a los 42.

Afortunadamente, la conversación -fluida en inglés, mola volver a soñar en inglés tantos años después- mejora, y de qué manera, porque no os lo perdáis, mi amigo Harrison es yogui y ahí tengo yo un filón de verborrea.

Como los sueños se olvidan, de esto me quedan retazos. Sí guardo la sensación estupenda de estar sentada a su lado, de su cara y sus gestos, de sus manos. Mi nuevo amigo es encantador, esa percepción me queda, y me queda el pensamiento que me asalta mientras hablábamos "ostras, Lucía, qué flipada de día. Harrison Ford. Verás cuando le diga que hace un rato he estado con Paul Newman".

No hay comentarios: