martes, 25 de marzo de 2014

las semanas y mis cosas (VII)

Hoy ando atareada y de lluvias y con un mucho de frío en las manos, antesala del frío integral de las once de la noche. Y como ando sin calefacciones por no comprar más gas ahora que me voy de esta casa, pues eso, que ando calentando las manos con un poco de earl grey. 

Recordaremos la semana de hace unos días como la semana del último. El último sábado que dormimos en esta casa, el último desayuno de domingo, el último día que volvemos aquí cuando acabe baloncesto. Todo muy triste y atormentado de no ser por la alegría postrer de esa lavadora que inundó la cocina el sábado a las once de la noche (la última lavadora) o los vendavales que se cuelan por las ranuras de las ventanas y puertas mal selladas (los últimos vendavales).

Y en medio de tantos últimos, he escrito el verso sobrevivir a la ignorancia y a las caderas anchas, he meditado, he preguntado a M la lección

- A ver, dime, tipos de ganado

- Ovino, bovino, porcino y tocino

- Vale, vamos a intentarlo otra vez campeón

he seguido leyendo, he mudanceado (of cors), he descubierto una canción que se llama caraluna y tiene un estribillo muy veraniego que cuenta mientras siga viendo tu cara en la cara de la luna, mientras siga escuchando tu voz entre las olas, entre la espuma, mientras tenga que cambiar la radio de estación porque cada canción me hable de ti, hemos intentado el moonwalk hasta la extenuación antes de ir al cole, he torturado a los pins con unas comiditas tan faltas de inspiración como de ingredientes, hemos estado en el cine viendo Lego, la película, he planeado otra tarde de cine, ésta con amigos del trabajo, he desmantelado la cocina, he celebrado el Día Mundial de la Poesía.

Qué os voy a contar, jornadas llenas de actividad y sueños bonitos y aprovechando que se me ha hecho tarde y es martes, dejo aquí un par de besos grandes para los dos cumpleañeros del día: el guapo Jair y el bebé Daniel II el Locuaz, también muy guapo y requete.

Y poco más, que ando en tierra de nadie, desorientada entre la casa casi vacía y casa pequeña a medias de todo. Espero volver el domingo, ya instalada en mi nueva casa y feliz, feliz, feliz.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bieeeeen!!!!, muchas gracias de parte de jr!!